Estructura organizativa

DEFINE LA ESTRUCTURA
ORGANIZATIVA

La organización de un despacho jurídico, asesoría o gestoría, ya sean grandes o pequeños, ha de ir en consonancia con el modelo de negocio elegido y sus clientes. Bien definida, facilita la interrelación entre las diferentes áreas de la empresa y maximiza el rendimiento de los juristas, letrados y demás especialistas, además de optimizar costes

¿CÓMO SE ORGANIZA UN BUFETE DE ABOGADOS?

La estructura jerárquica de un despacho profesional depende de su especialización y de su volumen de clientes, pero siempre cuenta con una serie de niveles determinados por la experiencia.

En la base de la estructura organizacional de los bufetes se sitúan los abogados más jóvenes, denominados también colaboradores o asociados. Inician su andadura en el ámbito jurídico y legal y, aunque poseen menos experiencia, se nutren de pequeños casos para adquirir las tablas necesarias.

Una vez se adquieren 4-5 años de experiencia en el sector, un abogado asciende dentro de la estructura organizativa de una empresa. Pasa a ser asociado senior.

Ya por encima encontramos a los letrados que son socios. Se les puede denominar “counsel”. Y ya en lo más alto de la estructura de empresa, están los socios senior.

VENTAJAS

COMUNICACIÓN

Los canales de comunicación quedan establecidos y claros para todos dentro del despacho, lo que es fundamental para alcanzar el éxito. Hay que tener en cuenta que en muchos proyectos es necesario coordinar los esfuerzos de varias personas, y éstos han de tener integradas en la estructura organizativa, unas líneas de comunicación perfectamente definidas.

DEFINICIÓN DE ROLES

Cada miembro del bufete de abogados tiene un rol específico marcado por la estructura jerárquica del despacho, y ello evita malentendidos e injerencias. Todos saben y comprenden cuáles son sus responsabilidades dentro del día a día de la firma. Esta división de roles facilita la supervisión de los rendimientos individuales por parte de los cargos superiores.

DESARROLLO Y EXPANSIÓN

Sin duda, un diseño acertado de la estructura organizativa de un despacho profesional alienta el desarrollo del mismo por medio de un mejor uso de los recursos. Cada empleado ocupa el puesto que le corresponde. A medida que el bufete crece, su estructura de la organización evoluciona a la par.

AGILIDAD EN PROYECTOS

Otro aspecto que una estructura jurídica bien diseñada facilita: la agilidad en los proyectos. Conocer de forma fehaciente quién hace qué y quién sabe qué. Identificar los recursos disponibles a través de una clara definición de los cargos.

PREVENCIÓN DE FALLOS

Las posibilidades de no cumplir los plazos de un proyecto u obviar unos documentos cruciales en un juicio, se reducen a la mínima expresión teniendo una estructura organizativa marcada. Evitamos depurar responsabilidades cuando la gente no está segura de a quién debe reportar por ejemplo.

AQUÍ ESTAMOS PARA AYUDARTE

Ponte en contacto con nosotros para cualquier consulta que desees realizar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR